Las mariscadoras/es de la OPP20 agilizarán la clasificación y pesaje de sus productos en la lonja de A Illa, lo que repercutirá en una mejora de su trazabilidad y de la conservación de su calidad, en este enclave de tradición marisquera.

Enmarcada en su Plan de Producción y Comercialización cofinanciado por el FEMP y la Xunta de Galicia, la OPP20 comienza este mes a utilizar la nueva instalación de clasificadoras y unidades de pesaje de precisión en la lonja de O Xufre.

Clasificadora en funcionamiento

Estos equipos de última generación permiten a las mariscadoras y mariscadores de la OPP mejorar el proceso de clasificación y pesaje por varios motivos. El primero es el incremento de equipos respeto a los ya existentes en la lonja, lo que permite tener más puestos abiertos para realizar el trabajo diario.

El segundo es lo que se reseñaba en el primero párrafo: la modernización de la instalación. Los nuevos equipos son los últimos existentes en el mercado, permitiendo una mejora en la rapidez de la clasificación y una conectividad automatizada con el pesaje y etiquetado de forma que la trazabilidad es total.

Clasificación

Se instalaron un total de tres equipos completos, formados por clasificadora y unidad de pesaje, que permiten mejorar la entrada de los productos en el mercado, ya que garantizan homogeneidad de producto y garantías de seguridad alimentaria. Esta nueva instalación automatiza el proceso de forma que reducen tiempos de manejo, retirando restos de conchas, piedras u otros elementos acompañantes de forma automática, y pesando con suma precisión los ejemplares de cada tamaño.

Los equipos están destinados principalmente al clasificado y pesado de la almeja babosa y japónica. El funcionamiento de las clasificadoras es por vibración de parrillas desmontables y sistema de doble moto- vibrador regulable. Las plataformas de pesaje automatizado son de 40 x 40cm. Personal de la OPP fue formado en la utilización de los nuevos equipos durante su instalación por personal técnico de las empresas proveedoras, SAECDATA y CALMEAR.

Estas mejoras permiten al marisco de A Illa sumar más puntos con sus clientes, ofertándoles un producto con garantías de origen, calidad y trazabilidad.