Como parte de su Plan de Producción y Comercialización 2021, la OPP20 adquirió una nueva máquina clasificadora para la almeja fina dando así continuidad a la mejora de la clasificación en lonja del producto marisquero.

Ya en el 2020 la OPP20 instaló dos nuevas clasificadoras para la almeja japónica y babosa que emplea la vibración para separar los distintos tamaños de almeja asegurando que el marisco cumple con la talla mínima. En el caso de la almeja fina, al ser una especie muy delicada y de tanto valor, esta se separaba a mano por lo que este año la OPP20 adquirió una clasificadora de rodillos que permite reducir al máximo posible situaciones de estrés en la almeja fina. El nuevo sistema de clasificación mejora la trazabilidad ya que permite identificar mejor el recurso por tamaños y etiquetar debidamente para el comprador final además de ayudar a mejorar las condiciones de la comercialización pues las clasificadoras preservan la calidad del recurso.

La máquina comenzará a probarse con la almeja fina que, a partir de la próxima semana, extraerán los mariscadores a flote de una zona en la que abunda esta especie. Será la prueba piloto, que se quiere extender lo antes posible al conjunto de la fina que entre en la lonja. De esa manera se pretende aligerar el proceso de selección y evitar sorpresas a quién compra en la lonja lo que acabará redundando positivamente en los precios.